niebla I

niebla I

 

la niebla condiciona la visión de los objetos que nos rodean, actuando como un velo difuminador de todo aquello que se interpone

 

en este juego de percepciones, la arquitectura se presenta como elemento principal, situándose en un primer plano, interactuante con el agua en movimiento, hasta perderse tras el manto de la niebla. Finalmente vuelve a escena tras un nuevo velo, una naturaleza que fragmenta la visión de lo que por un momento fue protagonista

 

la lejanía de los objetos determina su nitidez tras estos velos, niebla y vegetación |